Vientre de alquiler VS Gestación Subrogada

Por qué no debemos decir “vientre de alquiler” cuando queremos referirnos a la gestación subrogada

A la hora de hablar del proceso de gestación subrogada es importante conocer los términos adecuados y no dejarnos llevar por confusiones o por términos ofensivos convertidos en costumbre.

Por ello, creemos que es esencial regular, desde el punto de vista de la comunicación social, qué términos utilizar a la hora de hablar de esta realidad.

Vientre de alquiler

Desafortunadamente, el término vientre de alquiler es el más extendido entre la sociedad, sobre todo por parte de aquellos quienes no están inmersos en el mundo de la gestación subrogada y lo dicen inocentemente, sin ánimo de ofensa. Sin embargo, cuando profundizan un poco más en esta práctica y los requisitos y condiciones para llevarla a cabo, el término vientre de alquiler puede llegar a resultar ofensivo incluso a quienes lo han utilizado antes.

vientre-de-alquiler-vs-gestacion-subrogada-babybloomspain-comEn general, el término “alquiler” para referirse a los procesos de gestación subrogada es totalmente inapropiado, ya que en absoluto se ajusta al proceso en sí. Esto es lo que ocurre también, por ejemplo, con madre de alquiler. Hablar de “alquiler” no tiene cabida alguna, ya que con ello se hace referencia a una parte del cuerpo de la mujer, o a la mujer en sí, a cambio de una compensación económica. En el proceso de gestación subrogada NADA se alquila, una mujer se ofrece de manera voluntaria para gestar al bebé de unos papás que quieren formar su propia familia. La compensación económica que en ocasiones deriva de este acto es para hacer frente a los gastos que conlleva el embarazo o las pérdidas de ingresos que pueda ocasionar el mismo por bajas laborales, así como  una compensación por el esfuerzo y las molestias por las que tienen que pasar durante más de nueve meses para que otras personas puedan cumplir su sueño.

Por otra parte, todos los términos que signifiquen madre o tengan esta raíz, tampoco son del todo apropiados, como madre de alquiler, maternidad sustituta, etc; ya que la palabra madre implica connotaciones que no le corresponden a la gestante. Además, esta técnica no es sólo solicitada por mujeres para que otra mujer geste a su hijo por imposibilidad propia, sino que también es solicitada por otros modelos de familia, como hombres solteros o parejas gais que quieren tener sus propios hijos.

 

Entonces, ¿Cuál es la forma correcta para referirnos a esta práctica en lugar de vientre de alquiler?

Los términos aceptados en España por la Asociación por la Gestación Subrogada en España y que mejor definen esta práctica de reproducción son:

Gestación por sustitución

Subrogación gestacional

Gestación Subrogada

Recommended Posts

Leave a Comment