Subrogación y VIH

Como hombre seropositivo, ¿puedo ser padre biológico a través de subrogación?

¡Sí!
Sólo tiene que someterse a algunas pruebas médicas simples para reflejar su estado de salud y proceder de acuerdo con las instrucciones y recomendaciones de la clínica.

¿Debe un futuro padre estar en estado "indetectable"?

El futuro padre no tiene que estar en estado “indetectable”, pero incluso si así fuera, el esperma tendría que ser sometido a un examen. Esto se debe a que incluso si la carga viral en la sangre es insignificante, esto no significa que el esperma no sea contagioso.

¿El procedimiento médico implica alguna otra cosa, además del lavado de esperma?

La prueba de lavado de esperma no es la única cosa que este proceso incluye. Tras recoger 3 muestras de semen en una semana, un laboratorio especial analizará el esperma y seleccionará los espermatozoides criopreservados con una carga viral indetectable (menos de 200 copias de ARN del VIH y menos de 10 células infectadas por ml de semen).

¿Cómo y donde se llevará a cabo el procedimiento?

Sólo hay una clínica aprobado por la FDA en los Estados Unidos (el Laboratorio Clínico de la Fundación Bedford para la Investigación en Massachusetts) que lleva a cabo el proceso de análisis de semen. Se requiere que el futuro padre visite la clínica regularmente durante un período de 8 días. Al cabo de un mes, aproximadamente, la prueba estará completa y el esperma seleccionado se enviará a la clínica para el proceso de fecundación in vitro. Hemos estado trabajando más de 15 años con laboratorios y hemos ayudado a más de 100 futuros padres que viven con el VIH a convertirse en felices padres con niños sanos y fuertes.

¿Tiene Baby Bloom experiencia con futuros padres que viven con el VIH?

¡Sí!
Baby Bloom tiene una amplia experiencia con futuros padres que viven con el VIH en colaboración con el laboratorio de la clínica Bedford que hace el proceso de fecundación in vitro. Todos estos procesos aseguran una confidencialidad médica total.

¿Sabías que...?

El primer bebé nacido de padres que viven con el VIH, después de someterse a la prueba mencionada anteriormente, nació en 1999 libre de VIH. Desde entonces y hasta hoy, no ha habido ni un solo caso registrado en el que un niño nacido mediante este sistema haya contraído el VIH como resultado del proceso.